e0a70f72bdae9885bfc32d7cd19a26a1_XL

Perú ocupó el cuarto lugar en América Latina y el 47 a nivel mundial en el Índice de Libertad Económica 2014, elaborado por The Heritage Foundation y The Wall Street Journal.

 

No obstante, el país descendió tres escalones en el ranking mundial respecto a la medición previa, con 67.4 puntos, una caída de 0.8 puntos. Esta medición ubicó al país en el rango de “moderadamente libres”. El índice -que este año cumplió su 20º aniversario- cubre a 186 países en seis regiones.

Según el Diario Financiero, Chile mantuvo su liderazgo en la región como la economía más libre, muy por delante de vecinos como Perú, Brasil y Argentina, y es la séptima a nivel mundial, con lo que superó a grandes países como Estados Unidos.

Para medir la libertad económica, el índice analizó el compromiso con el Estado de derecho, principios de un gobierno limitado, eficiencia regulatoria y apertura de mercados, detalla el medio chileno.

De esa manera, el país del sur logró un puntaje de 78.7 puntos (de un máximo de 100), lo que representa una caída leve de 0.3 puntos respecto a la medición anterior, debido a un descenso en libertad laboral, empresarial y fiscal, lo que se vio compensado por una mejora en la libertad de inversión.

Colombia se ubicó en el segundo país de la región en estar entre las naciones con economías más libres, con un ascenso de tres puestos al lugar 34 con 70.7 puntos, su mayor puntaje en la historia del índice.

Uruguay, en tanto, ocupó la cuarta casilla en América Latina y el 38 a nivel mundial. Brasil, la primera economía de la región, se desplomó 14 lugares al puesto 114.